jueves, 7 de febrero de 2013

Avanzar en la Democracia


Sospechábamos de corrupción. Sospechábamos que los partidos obtenían dinero de “alguna parte” para financiar sus desmedidas campañas electorales. Sospechábamos que algunos cargos públicos se valían de su posición para enriquecerse con recalificaciones y adjudicaciones favorables a empresas amigas.

Pero cuando vemos que el dinero negro y la corrupción han llegado a las más altas esferas, a esas personas que gobiernan y dirigen el estado, solo nos queda admitir que no se trataba solo de sospechas y reconocer la cruda realidad: es el propio sistema el que está corrupto, es el propio sistema el que permite que nos gobiernen personas que no ansían mas que una oportunidad para llenarse sus bolsillos a costa de todos, a costa de nuestro trabajo y de nuestro sufrimiento.

Nuestra legislación es extraordinariamente beneficiosa para cometer delitos fiscales, la financiación ilegal de partidos políticos prescribe a los cuatro años, mientras que el Tribunal de Cuentas publica sus informes con 5 años de retraso. Las distintas amnistías fiscales realizadas en este país, han permitido que paguen menos impuestos los delincuentes que quienes se ganan la vida honradamente.

Los técnicos de hacienda llevan años denunciando tanto los mecanismos legales que dificultan la persecución del fraude fiscal, como las múltiples herramientas legales que permiten no tributar u ocultar las rentas, aportando soluciones mientras el gobierno no solo no las ha puesto en marcha, sino que dota cada vez con menos recursos al cuerpo de inspectores fiscales.

No  nos engañemos, aunque en este momento estamos viendo a un partido, esta  corrupción ha aparecido en otros y volverá a suceder en el futuro. El  sistema electoral que tenemos favorece la alternancia entre dos partidos provocando pactos secretos entre ellos de ocultación mutua de asuntos  turbios.

No podemos continuar igual, es necesario avanzar en nuestro sistema democrático.

La corrupción solo se puede acabar con transparencia. Pero no con ese simulacro de transparencia que nos ofrecen ahora, ni esa otra que nos ofrecerán con un pacto entre partidos que no hará mas que dar unas migajas de transparencia a cambio de esconder sus miserias mutuas.

Es necesaria una transparencia real y completa en donde todas las instituciones, empresas con capital público y resto de entidades que reciben dinero público, incluidos Partidos Políticos, publiquen de forma veraz, actualizada y detallada todas sus operaciones, cuentas de ingresos y gastos, y las motivaciones e informes técnicos que les llevan a tomar decisiones.

Somos  el único país de la Unión Europea que no tiene una ley de transparencia, y la que está confeccionando el actual gobierno no cumple con los requisitos mínimos exigibles.

Una verdadera transparencia también da pie a la participación ciudadana en los asuntos públicos, haciendo posible así que las personas se involucren en la gestión.

La representatividad electoral actual es una verdadera farsa. Tenemos un sistema electoral que no representa el sentir ni las ideas de los ciudadanos, que nos impone unas listas cerradas de las que no podemos excluir a aquellos que no son de nuestra confianza, ni primar a los que creemos que van a hacer bien su trabajo. También la imposición por parte de los partidos de la disciplina de voto hace que los diputados electos sean meras marionetas manejadas por la dirección de su partido dejando sin sentido su verdadera función de representación de sus electores.

El sistema actual tampoco penaliza la abstención de ninguna forma encontrándonos que con menos del 30% del censo electoral se obtienen mayorías absolutas. Esto hace que sean las propias fuerzas políticas las que incentiven la abstención ciudadana cuando según sus cómputos les puede beneficiar. Un verdadero disparate.

Elecciones cada cuatro años sin posibilidad de censura ciudadana. Tenemos verdaderas dictaduras temporales que imponen su criterio moral y económico haciendo y modificando leyes a su antojo. Leyes incluso para favorecer a sus amigos y aliados en contra del pueblo. No existen mecanismos populares de censura o rechazo a unas leyes o a un gobierno que puede haber llegado al poder mediante mentiras y engaños.

Los actuales mecanismos para las Iniciativas Legislativas Populares son una pantomima. A pesar de cumplir todos los requisitos necesarios para las iniciativas populares la ley impone que sean aceptadas por el parlamento, donde hasta ahora siempre han sido rechazadas. Es urgente habilitar mecanismos reales de censura y de creación de leyes únicamente por voluntad popular sin censura parlamentaria.

El gobierno actual debe dimitir, y convocarse unas elecciones constituyentes para construir una nueva democracia para el siglo XXI en donde prime la transparencia y la participación ciudadana.

¡Democracia real Ya!

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Democracia real es fascismo enmascarado.

Anónimo dijo...

Quítate tú que me pongo yo

Wafah dijo...

Estaría bien que explicaras donde está el fascismo y quién se tiene que poner. Es muy fácil echar mierda sobre algo sin aportar nada, pero claro, que se puede esperar de un tipo que insulta y falta al respeto desde el anonimato. En resumen, un cobarde digno de lástima.

Anónimo dijo...

He visto intentos constantes por parte de grupos fascistas de aprovecharse de este movimiento.

Anónimo dijo...

LAstima?

lastima das tu por creer en una religión falsa

Wafah dijo...

Anónimo, tu no has visto nada porque no tienes idea de nada, solo de insultar.

Las creencias son personales. Si tu no crees, estupendo, pero deja a los demás en paz con las suyas.

León Riente dijo...

Algunas ideas positivas, particularmente las referidas a combatir el fraude fiscal, en un conjunto de indudable amor evangélico progresista oenegetil insoportable para personas con un cierto estilo.

Wafah dijo...

Estimado León:
El estilo en las personas es algo discutible, y no hay nada más presuntuoso que adjudicarselo a uno mismo.

Por otro lado, no se que hay de malo en ser progesista y en buscar el bien para los menos favorecidos de la sociedad. Me parece algo muy loable que contrasta con el egoismo que impera en la gran mayoría de nuestra sociedad.

Como verás, aquí nadie censura comentarios porque no gusta su contenido, ni se contratan "administradores extraños" para que hagan el trabajo sucio. Este es un humilde blog de opinión y tienen cabida todas siempre que sean respetuosas. Bien estaría que otros blogs que tienen a filosofos tan ilustres como Nietzsche en el título tambien admitieran la discusión y la contraposición de opiniones, base de el debate filosófico.

Saludos cordiales.

León Riente dijo...

Niña Wafah

No, no, yo no me he adjudicado estilo alguno, hablaba en general. Pero ya que lo dices, sí, lo tengo. Pero a tí no te enviaré un saludo a nuestro estilo, espero que captes el juego de palabras. Un saludo sí te envío.

No sé si me has entendido bien. El balance que hacía de ese texto es que alguna idea positiva, como el control del fraude fiscal, estaba inserta en un texto de claro carácter cuasi perroflautil y axilo-pestilente, así como de tendencia lacrimógena y francamente cursi. Por otro lado, tampoco hay que idealizar la llamada democracia: la elección popular de los gobernantes no garantiza en absoluto el buen gobierno. Pero eso es otra historia sobre la que no procede entrar.

Wafah dijo...

León, te entiendo perfectamente. Si algo no soy es tonta así que suelo comprender todo lo que me dicen.

Vuestro estilo de saludo no me gusta nada así que aceptaré el otro que me envias.

Como comprenderás, las opiniones sobre el texto son solo tuyas y como tal aquí quedan.

Probablemente, la elección popular de los gobernantes no garantiza el buen gobierno, pero desde luego lo prefiero a que los gobernantes me los impongan con un golpe de estado y se conviertan en dictadores autoritarios. Seguro que con tu gran capacidad de entendimiento, captas la diferencia.

Saludos.

León Riente dijo...

Niña Wafah

las opiniones sobre el texto son solo tuyas

Evidentemente que mis evaluaciones sobre el texto son sólo mías. Ni ha venido un pajarito a contarme sus evaluaciones al oído, ni voy yo a evaluar por otro, ni otro por mí.

Pero bueno, que el texto también consiste en evaluaciones de alguien o de unos cuantos. Como todo.

Yo estoy muy de acuerdo con esta parte del texto:

en donde todas las instituciones, empresas con capital público y resto de entidades que reciben dinero público, incluidos Partidos Políticos, publiquen de forma veraz, actualizada y detallada todas sus operaciones

pero de ser coherentes esto debería aplicarse también a las ONGs que reciben subvenciones públicas, incluídas las ONGs formadas por los oenegetas axilo-pestilentes y por las oenegetas de coño con gran diversidad microbiológica.

Y también debería ser obligatoria una auditoria externa anual.

Un saludo.

Wafah dijo...

Individuo León

Totalmente de acuerdo con su comentario último, menos esta parte que me parece de dudoso gusto:

incluídas las ONGs formadas por los oenegetas axilo-pestilentes y por las oenegetas de coño con gran diversidad microbiológica.

Hay axilo pestilentes en todos lados, incluidos nazis, neonazis y gente de igual ralea, y en lo referente al organo femenino al que haces referencia prefiero no añadir nada...tu mismo con tu mecanismo.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...