viernes, 2 de septiembre de 2011

Gran Mezquita de Kairouan جامع القيروان الأكبر

Vista general
Gran Mezquita de Kairouan
Cuando en el siglo VII los árabes musulmanes destruyeron Cartago emplearon parte de sus piedras para levantar  la ciudad de Kairouan (Tunez) y la mezquita de Uqba (cuyo nombre se debe a Uqba ibn Nafi)  allá por el año 670. Una imponente fortaleza que con sus 9.000 metros cuadrados de extensión  y un perímetro de 470 metros es una de las más grandes del norte de África y la más antigua del occidente musulmán. Es el cuarto destino de peregrinación después de La Meca, Medina y Jerusalén. Siete visitas a esta mezquita equivalen a una visita a La Meca.

Patio y alminar
Vista desde el exterior, la Gran Mezquita de Kairouan se asemeja a una gran fortaleza debido a sus imponentes muros que fueron levantados utilizando piedras de gran grosor, al igual que sus torres, ya que su objetivo fue la de ser un emplazamiento militar. En su interior se puede apreciar un impresionante patio con seis puertas de acceso rodeado por galerías dobles sostenidas por arcos de mármol y granito que fueron traídas desde antiguos monumentos cartagineses. También se observa el Alminar de más de 31 metros de altura que sirve para llamar a los fieles a la oración y que se destaca entre los edificios de Kairouan.

Alminar. Fotografía gentileza de Eduard
Entre los sectores que conforman la Mezquita de Kairuán y que asombra al turismo es la Sala de Oración.  Si bien el acceso a esta sala no está permitido para los no musulmanes, merece la pena entrar a su inmenso patio. Éste se encuentra rodeado por una gran galería sostenida por columnas de mármol y granito en las que, fijándonos bien, descubriremos capiteles que datan de la época romana. Un vistazo desde la puerta al interior de la gran sala de oraciones permite adivinar en la penumbra un bosque de más de 400 columnas de mármol blanco, con detalles en pórfido rojo y granito azul, de una belleza realmente asombrosa. Sus capiteles, como aquellos del patio, delatan el lugar del que fueron traídos. Asimismo, para ingresar a este sector hay que atravesar unas diecisiete puertas de madera bellamente esculpidas, lo que nos da una idea del cuidado que se ha tenido en su construcción y decoración.

Sala de oración
Columnas de la sala de oración
A lo largo de su historia, la Gran Mezquita de Kairuán ha pasado por luchas, destrucciones y reconstrucciones, manteniendo su posición como un gran centro espiritual visitado por gran cantidad de peregrinos musulmanes y turistas que viajan a Túnez.

5 comentarios:

Arq. Pfunes dijo...

Esta mezquita, con sus arcadas sobre columnas perpendiculares a la quibla, sigue el mismo modelo que la gran mezquita de Córdoba. De hecho, la mezquita que vemos actualmente es el resultado de una reforma del siglo IX, por lo que perfectamente pudo verse influenciada por la portentosa obra Omeya, que también reutiliza muchos elementos romanos.

Me resulta curioso el empleo de la doble columna para dar mas estabilidad al muro sin que por ello pierda ligereza el espacio, aunque al final el muro-acueducto omeya se reveló mucho más práctico.

Un saludo.

Paco dijo...

No sé si te parecerá interesante:

http://liberalismodemocratico.wordpress.com/2011/08/29/el-mito-de-la-reconquista-espanola/

Wafah dijo...

Gracias Paco por el enlace. este es un tema que ya traté hace unas semanas en esta entrada:

http://wafah-elcrisol.blogspot.com/2011/07/la-invasion-arabe-de-la-peninsula.html

Arq Pfunes, como siempre tus doctos comentarios dan el toque técnico a mis entradas sobre arquitectura.

Muchas gracias a los dos.

Quien suscribe dijo...

Conozco esta mezquita y me gusta muchísimo.

Stop dijo...

Pues que raro que los musulmanes destruyeran la antigua Cartago. Aquí un día se les pinta como pacíficos seguidores de Mahomobuda y al día siguiente como unos simples conquistadores. Debe ser que la historia cambia según para quien se escriba.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...