miércoles, 2 de marzo de 2011

La alcazaba de Málaga

Permitidme que os hable de uno de los monumentos más bellos de mi tierra : Málaga.

Este palacio-fortaleza árabe, declarado monumento nacional en 1931, es sin duda, junto a La Alcazaba de Almería, la edificación militar árabe más importante de Al-Andalus. Se construyó en el siglo XI por deseo del rey Badis-Maksan de Granada, pero el emir cordobés Abderrahmán I (756-788) complementó el edificio con otras estructuras. En el año 1065 paso a poder del reino de Granada, cuyos reyes la engrandecieron nuevamente.

Una de las notas históricas más significativas fue el asedio que sufrió la ciudad en época de los Reyes Católicos. En 1487, tras un largo periodo de bloqueo, la ciudad se rindió ante los monarcas cristianos quienes enarbolaron su cruz y su pendón en la torre del homenaje. Este episodio se narra en uno de los tableros que se conservan en el coro de la Catedral de Toledo.
La alcazaba de Málaga se eleva sobre un cerro adaptándose a su topografía, en cuya parte más alta se encuentra también el castillo de Gibralfaro. Está compuesta por 2 recintos concéntricos. El exterior es el de menor altura. El recinto interno sirve de ubicación para el Palacio.

La alcazaba de Málaga es comparable en importancia con la de Almería, aunque su arquitectura es completamente diferente. El castillo de Gibralfaro y la Alcazaba de Málaga están unidas por una doble fila de murallas rampantes. La alcazaba, en su mayor parte construida en el siglo XI, fue el palacio-fortaleza de los gobernantes musulmanes de la ciudad.

En su origen este edificio fue construido para fines defensivos, por lo que se dotó con 30 torres y 20 puertas fortificadas en las que se utilizan recodos para dificultar el acceso. El conjunto está formado por dos recintos de forma alargada que se adaptan al terreno, y en su interior podemos encontrar jardines, baños, aljibes, etc.

El Primer recinto amurallado o recinto inferior, al que se accede a través de una puerta en recodo, llamada Torre del Cristo, por haberse utilizado como capilla durante muchos años, es un gran espacio que se adapta a la topografía del cerro y que rodea por completo al recinto superior del que destacan el Patio de Armas, hoy día ajardinado , con un baluarte para la defensa costera en su cara sur, y la torre, que en el extremo oriental, da salida a la Coracha que une con Gribalfaro.

El Segundo recinto amurallado o recinto superior, también muy adaptado a la forma del cerro, está fuertemente defendido en sus dos extremos, por el oeste por la Puerta de los cuartos de granada, que es su único acceso y que está muy restaurada y por el este por la torre del Homenaje. La torre del Homenaje es de mayor altura que las demás, y posee planta cuadrada.

En el interior del segundo recinto se encuentra el palacio nazarí, una parte fechada en el siglo XI y otra de los siglos XIII-XIV, así como un interesantísimo barrio de viviendas del siglo XI de estilo hispanomusulmán, así como distintas estructuras árabes como una mezquita, el pórtico de Yeserías, un mirador, baños, etc. Estas construcciones están fechadas en distintas etapas árabes, entre los siglos XI y XIV.


El Palacio, ocupa tres patios consecutivos: el primero llamado de Los surtidores, conserva en su lado sur una arquería califal que da paso a una sala desde la que se accede a la torre de la armadura mudéjar, cubierta con armadura de lazo del siglo XVI y a la torre de Maldonado, con columnas de mármol originales y que es un espléndido mirador de la ciudad. A través de un pabellón reconstruido se accede al interior del Palacio Nazarí con el patio de los Naranjos y al de la Alberca, y desde él, a la zona ocupada por el barrio de viviendas.

 

Mis recuerdos de niñez en este lugar tan bello son numerosos y vienen a mi memoria muchas tardes que pasé con mi padre correteando por los jardines y jugando con mi hermano. Me encantaban las vistas que se tenían desde arriba, en el palacio, y como se divisaba todo el puerto de la ciudad. A mi padre le encantaba llevarnos allí los domingos a pasear y ahora entiendo el motivo de aquellas visitas tan asiduas, que no era otra cosa que la nostalgia que sentía de Marruecos. No hay nada más doloroso que tener que abandonar tu país para buscar fortuna fuera y los recuerdos de la que es tu casa siempre afloran de una forma u otra. Ahora me doy cuenta que visitar aquel sitio le reconfortaba y me hace, si cabe, recordar aquel periodo de mi vida con mucho más cariño.

8 comentarios:

Arq. Pfunes dijo...

A mí siempre me ha llamado la atención la conexión entre la Alcazaba y Gibralfaro gracias a ese doble muro. Por otro lado, las arquerías son herederas directas de las soluciones califales ideadas en Medina Azahara y la Mezquita de Córdoba, y suponen la ratificación de un modelo basado en proporciones geométricas extrapolables de la misma forma que la arquitectura clásica en la que se inspira (los capiteles son corintizantes y el arco de herradura es de origen bajoimperial). Gracias por compartir la información.

Un saludo.

miguel dijo...

Por supuesto que no soy ningún entendido en arquitectura aunque sí un enamorado de las construcciones de origen árabe con sus jardines, acequias, aljibes, etc. que las adornan y complementan.
Esta en concreto según las fotos que presentas tiene muy buena pinta así que la apunto como destino preferido para visitar en cuanto tenga oportunidad de viajar por allí.
Por otra parte me ha encantado el toque humano que has dado a tu comentario, pues creo que ningún hombre, en este caso mujer, que no riega sus raíces florecerá con esplendor.
Un saludo.

el que dice lo que piensa dijo...

muy bonito el castillo. cuando vengas por zaragoza, sino lo has hecho ya, tambien tienes aqui el castillo de la aljaferia, entre otros.

saludos

Titania dijo...

Joder, os dejaban el palacio para corretear y jugar? Menudo nivel...
Por lo que veo tus entradas son de copiar y pegar. Haz el esfuerzo y caliéntate un poco el coco que nadie se muere.

Wafah dijo...

Muchas gracias Arq. Pfunes por tus comentarios. Siempre son interesantes tus apreciaciones técnicas.

Miguel, esa es la belleza de los monumentos árabes, el uso que hacían del agua integrada con la arquitectura. Mientras que los cristianos apenas se lavaban, los arabes tenían una auténtica cultura del agua.

Para "el que dice lo que piensa", apuntaré tu sugerencia para cuando vaya por el norte.

Amiga y no menos estimada Titania, En los monumentos nacionales la entrada es libre para el público en general. Ya me gustaría a mi tener un palacio para mi sola. Y en cuanto a tu capullada de turno, ya te calientas tu el coco por las dos, pariendo esas magnificas entradas con las que nos deleitas, que perfectamente podría haberlas escrito la insigne Belén Esteban.

Saludos a todos.

sinrrumbo dijo...

en los edificios antiguos arabes visitado "uno" vistados "todos"...son bastantes parecidos...

sinrrumbo dijo...

y casi todos acabaron en manos de los cristianos de la epoca...

sinrrumbo dijo...

...."her gadaffi¨s" ; que tambien es como arabe...tiene una "finquita" en malaga...se "lan" "confiscao" los de la "Haya".....en las noticias de las 3.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...