lunes, 24 de octubre de 2011

Claude Debussy - Preludio a la siesta de un fauno


Del plan inicial que trazara de preludio, interludio y paráfrasis, sólo subsiste la primera parte en su Preludio a la siesta de un fauno (Prélude à l'après-midi d'un faune en francés), basado en un poema bucólico de Stéphane Mallarmé que también fue ilustrado por el pintor impresionista Manet. Fue estrenado el 22 de diciembre de 1894 en uno de los conciertos de la "Société Nationale de Musique". En 1912, el bailarín ruso Vaslav Nijinski, con el patrocinio del empresario de ballets, Sergéi Diágilev, lo coreografió e interpretó por primera vez en versión para ballet.

Las novedades que la obra presentaba eran muchas. En primer lugar, una orquestación peculiar con sólo 3 flautas, 2 oboes (mutado uno en corno inglés), 2 clarinetes, 2 fagotes, 4 trompas y dos arpas sumadas a la formación de cuerda. Ni trompetas, ni trombones, ni percusión, nada que le alejara de la sonoridad perseguida, tenue y vaporosa. Destaca además la estructura de la composición: seis partes de longitud desigual dominadas por el solo de flauta inicial (très modéré), que es expuesto luego con una armonización leve y después completa. Una segunda parte presenta un segundo motivo en el oboe y conduce a una atmósfera de mayor animación. Después, en la tercera, clarinete, oboe y cuerda presentan un elemento melódico nuevo, de gran emotividad y lirismo (même mouvement et très sostenu). La cuarta parte retoma el primer tema transformado rítmicamente. Después el tema se reexpone y se esquematiza en una especie de coda final. Por primera vez, Debussy se apartaba totalmente de la estética establecida, de cualquier obligación tonal y toma a su antojo los recursos para expresar esa impresión general que en él dejó el poema de Mallarmé.

Erotismo, mundos oníricos y fantásticos, evocaciones orientales y arquetípicas que muestran su magia desde la primera y cautivadora frase de la flauta. Un fauno sueña juegos amorosos y llenos de simbolismos a la sombra de un árbol en la ladera del Etna. En resumen, una música maravillosa... son solo diez minutos pero merecen la pena. Que la disfrutes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo he disfrutado, Wafah.
He disfrutado de la música y me ha encantado tu explicación.
Agradezco el aporte cultural de tu blog.

Titania dijo...

Je, je, je, otra entrada de copiar y pegar.... desde luego no tienes arreglo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Titania, resultas patética con tu ridícula persecución a Wafah.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...