viernes, 9 de septiembre de 2011

Los moros en España


Hoy en día, en que desde varios sectores de este país, especialmente los de la ultraderecha, se reclama la salida de los “moros” de nuestra católica España, vendría bien recordar a esas juventudes que nada saben de nuestra historia y reclaman la vuelta de una dictadura militar que no vivieron, que si esa dictadura fue posible en España fue en gran parte gracias a esos “moros” a los que ahora rechazan, pero que entonces eran muy bien vistos por parte de los nacionales, porque servían a la patria, una patria que no era la de ellos. Incluso después de acabada la guerra civil Franco siguió conservando su guardia mora como escolta personal, hasta su definitiva licenciatura tras la independencia de Marruecos.

Muchos analistas históricos consideran que sin el apoyo del ejercito africano tal vez Franco no habría ganado la guerra o por lo menos habría tardado mucho mas en ganarla. Uno de cada cinco soldados que lucho en la guerra civil del lado de los nacionales era africano. Incluso venían atados a las alas de los aviones para aprovechar y traer en cada viaje mas cantidad de tropas. Los moros siempre iban a la vanguardia del ejercito porque sus vidas no eran consideradas muy valiosas y además eran feroces guerreros, obedecían ciegamente a sus oficiales y no le temían a la muerte. Franco les prometió que si morían en España resucitarían en Marruecos, cosa que la mayoría creían al ser bastante ignorantes e incultos, y a los lisiados les prometió un bastón de oro, cosa que nunca cumplió, ya que no habría bastado todo el oro de España para tantos lisiados.

El 16 de agosto de 1938 un grupo de niñas marroquíes visitaron a Franco en los campamentos juveniles falangistas en España, acompañadas de sus profesores y el ministro del interior Serrano Súñer. Una niña habló con Franco en árabe y él respondió también en árabe afirmando: “El pueblo marroquí ha sido el pueblo de los guerreros mas bravos, pues saben morir de tan magnifica manera como lo están haciendo en fuerza a su amor hacia España” Luego añadió que al terminar la guerra mejorarían las condiciones de la vida de los marroquíes, considerados hermanos de los españoles.

En 1939 Franco concedió una larga entrevista a Aznar- El periodista mas importante de su España-y contra su costumbre no habló por radio, pues prefirió que su declaración de año nuevo la publicaran en el Diario Vasco, de San Sebastián, Franco aseguró que deseaba no solo vencer sino convencer, A la pregunta del periodista sobre África, se deshizo en elogios hacia los marroquíes, anuncio la creación de un gran centro de estudios islámicos en Córdoba y profetizó, que, en el futuro, los musulmanes vendrían a España de igual modo que tenían obligación de visitar la Meca. Terminó la declaración refiriéndose al norte de Africa donde todo había empezado hacia casi tres años diciendo “Sin Africa, yo apenas puedo explicarme a mi mismo”.


En el libro de Francisco Sánchez Ruano “Islam y guerra civil española” se habla de la trascendencia e importancia que tuvieron estos combatientes en nuestra guerra civil, no solo del lado nacional, sino también del lado republicano. Incluso el socialista Salvador de Madariaga llego a decir:“Marruecos es una prolongación de España allende el estrecho”, mientras que falangistas como Ernesto Jiménez Caballero decían: “Guarden otros pueblos el oro, nosotros el moro”.

El corresponsal más seguido por los afro americanos fue Langston Hughes, quien publicaba en The Afro-American, pero colaboraba también en el boletín de las Brigadas Internacionales, Volunteer for Liberty. Hughes se interesó especialmente por los marroquíes que peleaban al lado de Franco. Su poema Carta desde España muestra la perplejidad que le causaba el hecho de que un pueblo colonizado luchara junto a los insurgentes: "Hoy capturamos a un moro herido / Era tan oscuro como yo / Le dije, chico qué haces aquí / peleando contra gente libre?".

"Estaba muriéndose tumbado, en un pueblo que habíamos tomado, miré del otro lado hacia África y vi temblar fundaciones, pus si una España libre gana esta guerra, las colonias seran libres también, entonces algo maravilloso puede ocurrir a estos moros tan negros como yo, le dije ¡escucha amigo! Estoy seguro de que la vieja Inglaterra y que Italia también por esta razón tienen miedo de dejar que la España republicana sea buena para ti y para mi, porque ellas tienen esclavos en África y ellas no quieren que sean libres.

Escucha prisionero moro, estréchame pues la mano..
Me arrodille a su lado y tome su mano, pero el moro herido expiraba y no me entendió."

Rodimtsev, que combatió en primera línea en el frente de Madrid con la 14ª, escribió estas líneas al observar con sus prismáticos como se acercaban las tropas moras a la línea de defensa: “El segundo moro de la izquierda, alto, a causa de la tensión se mordió el labio. En su rostro moreno clareaban los blancos de los ojos. El turbante de un gris sucios se balanceaba al compás de la marcha. El soldado se movía como un muñeco.¿Por qué marchaba? ¿Quién le enviaba aquí a la muerte?...Yo no quitaba el ojo al moro. Iba creciendo mas y mas, resultó que su nariz era aguileña y llevaba unos bigotes espléndidos, y en el cuello se balanceaba algo así como un talismán.

El moro alto se detuvo un momento, hincó lentamente una rodilla, el fusil cayó al suelo. Alzó la cara hacia el sol como si pidiese explicación de lo que ocurría, y luego se desplomó pesadamente boca arriba."

Por supuesto los moros mataron españoles y también a otros extranjeros, se les atribuyen también muchas atrocidades, lo cual está documentado en parte en el libro de Sánchez Ruano, pero no fueron los únicos, testimonios documentados en el libro demuestran que atrocidades se cometieron por ambos bandos, y no solo por los moros, y que muchas veces eran usados como arma psicológica ante el temor que producía solo la mención de las tropas moras, pero desde tiempos inmemorables la guerra es así, hasta que la humanidad no descubra el medio de terminar con la guerra y los ejércitos pasen a los museos de historia.

A los moros les costó aproximadamente un 10 por ciento de bajas dicha guerra., en la que los africanistas españoles pudieron aprovechar todo lo aprendido en Marruecos. Los conocimientos sobre la etnia, religión y costumbres contribuyeron al triunfo de Franco en arrastrar a los marroquíes a aquella guerra ¿pero que sabían del fascismo aquellos ignorantes soldados de regulares de la Mehala, de la Mezjanía o del Ifni? La mayoría no eran mas que ignorantes campesinos que se enrolaron por necesidad, muchos obligados y todos engañados por falsas promesas de que al acabar la guerra Marruecos sería independiente.

Al final Franco tuvo que dar la independencia a su “Marruecos feliz” cuando Francia se la dio a su zona, no por gusto sino por presiones internacionales.

Al visitar la casa de un ex combatiente de Asilah, dijo el mismo al autor del libro en su lecho de enfermo: “¿Dónde esta el bastón de oro que me prometió Franco?¿como mantengo a mi familia con mi pensión miserable?"

En Asilah, sede y hogar de los ex combatientes moros de 5 guerras, el autor se encontró un grupo de moros que se reunían para rememorar hazañas guerreras, entre ellos había un joven de 20 años al que el autor pregunto que hacia allí:

Este afirmó:
“Mi padre estuvo luchando con Franco y recibía una pequeña pensión por hacer una guerra en la que muchos compatriotas perdieron la vida, otros la salud y juventud. Pero aquí no se nos quiere al considerarnos traidores por hacer una guerra que no era la nuestra."

Su expresión y su tono de voz eran la expresión misma de la amarga verdad, de una realidad que lo supera, que supero a su padre y que también nos supera a todos mientras las guerras sean la expresión que los humanos tenemos para resolver los problemas.

Fuente: Mentiras sobre el Islam.

19 comentarios:

Arq. Pfunes dijo...

Wafah, a tí seguro que te encantará, si no la conoces, la anécdota que cuenta que Franco quiso "desmontar" la Catedral de Córdoba para restituir la Mezquita tal como era en tiempos de los omeyas en un gesto de agradecimiento a Marruecos. Se preparó incluso un meticuloso plan de desmontaje y reconstrucción de la catedral cristiana al otro lado del Guadalquivir así como un estudio sobre la recuperación del espacio omeya.

http://www.mezquitadecordoba.info/?p=1123

Un saludo.

Wafah dijo...

Había leido algo al respecto pero la verdad es que no conocía la historia en profundidad. Muchas gracias por el enlace, Arq. Pfunes, es muy interesante. Un saludo.

Arq. Pfunes dijo...

Ya sabes que yo valoro mucho el edificio construido por los omeyas, pero también considero acertada la intervención de Hernán Ruiz. Pero me ha parecido curioso recordar la anécdota en esta entrada, ya que habría sido un gran gesto sin precedentes por parte de Franco, equiparable a la reconstrucción de la Catedral de Cristo Salvador de Moscú tras la caída del comunismo o a una hipotética devolución de Santa Sofía de Constantinopla a la Iglesia Ortodoxa.

Saludos.

Vicente Rubio dijo...

Las tropas moras no eran mercenarias. Eran tropas "regulares", las propias de un país diferenciado, temporalmente bajo protectorado, que no colonia.
Los fines de la sublevación no eran abyectos. Ese adjetivo sí encaja, sin embargo, con la situación social y política de la España "republicana" tras el triunfo, nunca certificado por Junta Electoral alguna por otra parte, del Frente Popular (conjunción "democrática" de componentes marxistas, golpistas y separatistas con ayuda externa de los "pacíficos" anarquistas).
Los moros, al igual que la mayoría de los soldados españoles a los que la guerra cogió en uno u otro bando, combatían porque sus jefes se lo ordenaban, y porque tenían miedo a ser fusilados si así no lo hacían. Por cierto la mayor desafección entre el discurso oficial y el espíritu realmente existente entre los combatientes y la retaguardia se dio, y con mucha diferencia, en el bando republicano, pues la gente se percató de inmediato de la falsedad, crueldad y villanía de los mandos, de su inutilidad práctica y su poco disimulada ansia de medro (para los de la LOGSE: Mejorar de fortuna, prosperar) personal, de las banderías, del terror sindical en los lugares de trabajo, de que la igualdad lo fuera sólo para los militantes de los respectivos partidos.
Por otra parte participaron muchas tropas en los dos bandos extranjeras, pero el jefe en el Banco Nacional era uno solo por eso ganaron, pero yo no había nacido y el 95% de los españoles no sabemos nada mas que lo que nos cuentan.
Pero conociendo el "paño" tengo una idea bastante clara del asunto.
Saludos

Vicente Rubio dijo...

Cada Autor de cada tendencia diferente, dicen lo contrario unos de otros, pero si nos atenemos a la realidad de la época, los famosos "moros" sin ser frase peyorativa, se alistaron con Franco porque le admiraban y les prometió prebendas pero lo verdaderamente importante efue la Legión, fieles hasta la muerte del General Franco y el triunfo de la guerra civil española fue debida a que en las filas nacionales había una unidad de mando y mucha disciplina y en las filas del frente popular era el ejercito de Pancho Villa.
Con un poquito se se lea de verdaderos historiadores se sabe.
Las anécdotas, son eso anécdotas, casi todas inventadas y las animaladas que dicen que hicieron los "moros", eran iguales que las que se cometieron en el otro bando.
Por eso yo aconsejo que se corra un "tupido Velo" y que esto no se produzca nunca mas, que ya han pasado 75 años y es hora de la reconciliación de verdad.
En que mente cabe que se estuviese recordando la Alemania Nazi y los Aliados. Hubo reconciliación y basta.
Un saludo

Juan Ignacio dijo...

Si apelas al cariño que Franco tenía por los moros, no así el pueblo español, para ganar el afecto para el Islam de la España actual te estás equivocando de cabo a rabo.

Franco fue muy listo, primero masacró a todos los marroquíes que pudo (¿sabes cuáles fueron sus méritos para llegar tan joven a general?) y luego se los trajo a su servicio; y tú le pones de ejemplo.

el que dice lo que piensa dijo...

muy interesante el articulo wafah, en efecto, tenia conocimiento de la guardia mora, pero lo que jamas habia oido es que hubiera moros en el bando republicano.

estoy con vicente, si los nacionales ganamos la guerra, yo aunque no estuviera, me incluyo, fue porque habia mucha disciplina. el bando rojo era mucho mas amplio en numero de efectivos, pero como no habia orden, claudicaron.

como se puede ver, franco respetaba la religion musulmana, y los moros respetaban el catolicismo, lastima, que hoy en dia, no podamos decir lo mismo.

saludos

Wafah dijo...

Juan Ignacio, Muchas gracias por participar en mi blog. Solo he querido dar unos datos históricos sobre cual fué la participación de las tropas marroquies durante la guerra civil. Si crees que intento justificar a la dictadura franquista no puedes estar más equivocado porque si hay alguien que está en contra de las dictaduras soy yo. Como puedes ver soy una persona bastante comprometida con la busqueda de una democracia Real y he sido la primera en apoyar todos los movimientos de protesta de la primavera árabe. Eso no quita para que una se informe y sepa que ocurrió en aquellos tiempo y que se enteren todos esos fachas que ahora hablan de echar a los moros de España que hubo un tiempo en el que vinieron a luchar y a defender las ideas fascistas que ellos ahora esgrimen. Lo que ocurre es que la memoria es muy fragil.

Para el que dice lo que piensa, si tu te sientes orgulloso de haber ganado una guerra civil es tu problema. A mi no se me ocurre nada más triste y más cuando los "tuyos" impusieron un regimen fascista en contra del poder democraticamente establecido.

Y en cuanto a lo de que Franco respetaba la libertad religiosa no me hagas reir por favor. Me parece una auténtica broma decir que en aquellos tiempo había mas respeto que ahora. Saludos.

Bere-Ato dijo...

Con tu permiso, Wafah, una aclaración y una pregunta, como consecuencia de tus comentarios:

1º- Aclaración: El Coronel musulmán marroquí, Mohammed ben Mizzian, perteneciente al ejército franquista, más conocido como El Mizzian, en las últimas ofensivas franquistas (6ª, y 7ª como definitiva) en la batalla del Ebro, mandaba la 1ª Brigada de Navarra, una de las unidades más valientes, más temibles y católicas del ejército de Franco, con misa, rosario y comunión diaria. En fin, nada menos que quien mandaba dicha unidad, era un jefe musulmán, un mahometano islamista.

2º.- A raíz de tu respuesta: "...en contra del poder democraticamente establecido."
¿A que no puedes aportar pruebas documentales, al día de hoy, de cuándo y por quién aquel desgobierno republicano español era un "poder democraticamente establecido", como dices tú?

Si me permites un consejo, puedes buscar cuanto quieras, pero no podrás aportar documentación de que el régimen salido de las elecciones del día 16 de febrero de 1936 y siguiente, fuera democrático, aunque tampoco lo fuera el franquista.

Por fa..., si eres española como dices, aprende primero la Historia de tu país, te hará mucho bien, y según de que país seas, como en el caso del Coronel marroquí El Mizzian, hasta es bueno para las muelas.

Un beso.

Anónimo dijo...

¿Las moras practicais sexo anal?

Wafah dijo...

Bere-Ato, era democratico desde el momento que hubo unas elecciones. ¿Me puedes decir cuantas elecciones hubo durante el regimen franquista que no ganarán con el 99% de los votos? Si eres un nostalgico de Franco allá tu pero dejanos en paz a los que nos gusta disfrutar de la democracia y de la libertad.

Por cierto, te vendría muy bien no ir dando lecciones a la gente ni "sentando catedra". Se un poquito más humilde, está muy bien que opines pero tu opinión vale igual que la de los demás. Saludos.

Bere-Ato dijo...

"Bere-Ato, era democratico desde el momento que hubo unas elecciones. ¿Me puedes decir cuantas elecciones hubo durante el regimen franquista que no ganarán con el 99% de los votos?"

Estimada Wafah, no sólo NO contestas a mí pregunta, sino que tampoco aportas referencias y documentos de lo que hablábamos; pero es que además, te contradices tú solita, cariño, diciendo que como había elecciones, ya había "un poder democraticamente establecido".

A ver, otra pregunta al hilo de tu respuesta, ¿había democracia en el gobierno del general Franco, por el simple hecho de hacer elecciones?

Repito, en tu caso, estoy encantado de dar lecciones, a ver si de una puñetera vez aprendes algo de la Historia de mi patria, ¿vale?

Un beso.

Wafah dijo...

Bere-Ato, no tengo ningún problema en que comentes lo que quieras, ya ves que no te censuro nada pero te rogaría que me trataras con respeto porque yo lo hago contigo.

"Repito, en tu caso, estoy encantado de dar lecciones, a ver si de una puñetera vez aprendes algo de la Historia de mi patria, ¿vale?"

Si vuelves a hacer comentarios de este estilo sintiendolo mucho tendré que borrarlo. Deberias aprender tambien un poco de educación "en tu patria". Saludos.

Anónimo dijo...

No me has contestado a la pregunta.

Maikel dijo...

La crueldad de las tropas moras está bien documentada y por donde pasaron hoy día aun se recuerda su brutalidad, avanzaron sembrando el terror en pueblos y aldeas y arrasando todo a su paso.
La participación de tropas marroquíes en el Ejército de Franco durante la Guerra Civil de España entre 1936 y 1939 ha sido quizá uno de los factores que más ha contribuido una imagen ya negativa, del moro en la memoria colectiva de los españoles.
Los alistamientos no fueron forzosos, sino voluntarios, por lo tanto son soldados mercenarios.
Vivo en un barrio que tenemos cerca del 25% de inmigrantes y muchos de ellos musulmanes “la mayoría son marroquíes” , la convivencia no existe y la verdad es que este colectivo nos crea más problemas que beneficios, por lo tanto soy de los muchos que opinan que solo es cuestión de tiempo que se produzcan enfrentamientos entre las diferentes comunidades.
También soy partidario que los que nos tengan papeles o trabajo que sean expulsados de nuestro país.

Wafah dijo...

Maikel, no creo que la participación de las tropas moras en la guerra civil tenga mucho que ver con la "mala imagen" que tenemos. Ten en cuenta que la mayoría de los ciudadanos por un simple tema de edad no vivieron aquella época.
Dices que no hay convivencia en tu barrio. Me parece bien que lo digas pero es que tampoco es obligatorio que la haya. Lo que debe haber en primer lugar es respeto, respetar la forma de convivir del projimo, si hay además convivencia pues es un plus mas. Lo que si me gustría saber es qué problemas os crean los marroquies en vuestro barrio? Un saludo.

Maikel dijo...

Nací en los últimos años del franquismo y por supuesto por edad no he conocido la guerra, ni la dictadura de lo cual me alegro mucho.
No quiero iniciar ninguna cruzada contra ningún colectivo en concreto, aunque unos de los colectivos más importante de mi barrio es marroquí.
Muchos son ilegales sin ningún control sanitario, la delincuencia es un hecho que va creciendo más cada día, las peleas y enfrentamientos entre ellos o contra otros inmigrantes sucede a menudo y enfrentamientos entre las bandas por la venta de drogas.
Mi barrio tiene tres colectivos muy importantes de inmigrantes, marroquíes, chinos y ecuatorianos.
Es normal que mi barrio por tierra y aire sea tomado por las fuerzas de la seguridad del estado, en busca de drogas y bandas organizadas.
Mi barrio es una de las zonas más carismáticas de Valencia e importante por su historia, la llegada de tanto inmigrante”muchos marroquíes”, a degradado este barrio de una manera brutal, convirtiéndolo en poco tiempo en un gueto de inmigrantes y de delincuencia.
De todas formas entre los moros y españoles siempre ha habido una relación de amor y odio, a lo largo de nuestra historia en común.
Un saludo

Wafah dijo...

Maikel, siento mucho que tu barrio tenga esos problemas. Me parece que es un asunto policial y por eso no deberías descalificar a todo un colectivo. Yo te hablo de mi experiencia, aquí en málaga somos una comunidad muy grande de marroquies y nuestra integración es bastante buena y no hay ningun tipo de problemas. Como bien dices, la relacion de españoles y marroquies debe ser buena y ese debe ser el objetivo final. Saludos.

Maikel dijo...

No es mi intención generalizar, porque soy el primero que pienso que no existen pueblos malos si no individuos.
La mayoría es buena gente y lo único que quieren es poder trabajar y vivir decentemente, las diferentes culturas nos enriquecen y es bueno que hubiera una integración real entre todos los colectivos.
Pero que alguna que otra noche oigas un jaleo muy fuerte en la calle y te encuentras a las fuerzas especiales de la policía asaltado un edifico, luego te enteras por los medios que han detenido a terroristas islamistas y esto ha pasado más de una sola vez, crea una desconfianza muy fuerte y se mira con recelo al vecino si es musulmán.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...