jueves, 4 de julio de 2013

Golpe de estado en Egipto


Para los que la Primavera Árabe, como es mi caso, supuso una bocanada de ilusión y esperanza, ayer fue un día frustrante y muy triste. Los poderes fácticos de Egipto han perpetrado el mayor ataque que puede sufrir una democracia, han dado un golpe de estado destituyendo al presidente legítimo elegido en las urnas, Mohamed Mursi.

Elocuente es el apoyo que este acto criminal ha tenido de los sectores más conservadores de la prensa de este país, a saber, periódico La Razón, periódico ABC,  periódico La Gaceta, Libertad Digital o Intereconomía televisión. Me gustaría saber cuáles serían sus editoriales o sus primeras páginas si en España se diese un golpe de estado como el de Egipto, contra el gobierno legítimo de Rajoy, por parte del ejército, unido a sectores izquierdistas, por poner un ejemplo. Seguro que hablarían de “gran golpe de estado a la voluntad popular”. Esto es lo que se llama doble vara de medir. Apoyan regímenes dictatoriales en países extranjeros siempre que sirvan a los intereses occidentales.

Es  más que evidente que Mursi no ha cumplido ninguna de las dos promesas que hizo al llegar al cargo: ser el presidente de todos los egipcios y no imponer la agenda islamista a su política. El pueblo egipcio acabó con Mubarak al grito de "Pan, libertad y justicia social", exigencias que el nuevo rais heredó. Pero en algo más de 365 días, los egipcios no han tenido ninguna de las tres. Es también cierto que Mursi ganó las elecciones por un 51% de los votos, lo que evidenció un país dividido y que no ha logrado aunar esfuerzos, sino todo lo contrario, ha ahondado en los abismos que separan a la sociedad egipcia y la ha fragmentado aún más.

Mursi ha monopolizado el poder, concentrando el poder ejecutivo, legislativo y judicial en la misma persona, y no ha atajado la violencia creciente contra las mujeres ni ha actuado de forma eficaz y decidida frente a  la violencia contra los coptos. Si a esto le sumamos la delicada situación económica, un 85% de deuda pública, las divisas agotadas y el encarecimiento de los productos básicos, se ha creado un coctel explosivo de difícil solución.

Sin embargo, existen cauces democráticos para canalizar este descontento como las manifestaciones y las protestas, y forzar la celebración de elecciones anticipadas. Son todas medidas amparadas por el sistema, pero a lo que nunca se debe llegar es a dar un golpe militar que tiene muchos más culpables, además del comandante en jefe de las fuerzas armadas, Abdelfatah al Sisi. El no ha sido el único culpable de esta asonada, hay otros cinco intervinientes en una reunión en el cuartel del ministerio de defensa donde se preparó este golpe  que desbancó al primer presidente egipcio elegido democráticamente. Estos cinco protagonistas son:

1. Mohamed El Baradei. Premio Nobel de la Paz y ex director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). Con su participación en este golpe queda totalmente desacreditado pata intervenir en la política egipcia.

 

2. Ahmed el Tayeb, el gran imam de Al Azhar. Pertenece a la institución suní más prestigiosa del mundo y el faro del islam moderado. Estuvo vinculado al partido de Mubarak y ya trató de derrocar al presidente Mursi.

 

3. Teodoro II, papa de la Iglesia Ortodoxa Copta. Máximo líder de la minoría cristiana egipcia que representa a un 10% de la población.

 

4. “Tamarrud”. Es un grupo social que significa “rebelión en árabe y que dicen haber reunido más de 22 millones de firmas exigiendo la renuncia del presidente.. Varios fundadores han estado presentes en el anuncio de golpe de estado.

 

5. Al Nur. Un partido salafista (rigorista) que fue socio clave de Mursi y los Hermanos Musulmanes. La formación dio la sorpresa al quedar segunda en las elecciones parlamentarias de noviembre de 2011. Hace algunos meses, a la vez que sufría una severa sangría de militantes, puso tierra de por medio con el resto de islamistas. Esta semana secundó la demanda opositora de convocar elecciones anticipadas y finalmente se han subido al carro del golpe de estado.

 

No seré yo la que defienda la ideología islamista, con la que nunca he simpatizado, pero está claro que en Egipto se ha conspirado contra la legitimidad y se ha dado un golpe militar que destruye la voluntad popular y devuelve Egipto al despotismo.

 

Esperemos que este gobierno ilegitimo no reciba apoyos de ninguna democracia occidental y que en el menor tiempo posible se convoquen elecciones para restablecer la legitimidad democrática que el ejército y unos secuaces han eliminado.

 

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si no te gusta la prensa de este país no la leas.
LEe la de Marruecos.

Tarántula dijo...

La "democracia" de Egipto también vino por un GOLPE DE ESTADO, como en Irak, Afganistán y Libia, ¿no?, jajajajajaja...

Wafah dijo...

Tarántula, contra una dicatdura no hay golpes de estado. Es la la lucha de un pueblo contra la opresión.

Wafah dijo...

Tarantula, lo siento pero aquí no se permiten insultos y mucho menos hacia mi. Aparte de que yo a ti no te he insultado. Ante todo respeto y educación.

León Riente dijo...

Simplificando un poco, puede decirse que los militares han tomado partida por los sudorosos "indignados" egipcios y han depuesto a Morsi.

Tú deberías estar hasta contenta, Wafah, pero últimamente paceres sonreir muy poco, dicho sea de paso.

En la plaza Tahrir, hace más de un año, varias periodistas extranjeras, confiadas y bobaliconas ellas, fueron sobadas y multipenetradas por los gordos y grasientos dedos de algunos de los miles de manifestantes islamistas que por entonces tomaron la plaza, forzando la dimisión del anterior dictador-presidente egipcio, Mubarak. Aquellos dedos, tan grasientos como agresivos (estas periodistas fueron penetradas analmente por esos dedos, además sucios, así como vaginalmente y bucalmente), no anunciaban un cambio en la línea correcta.

¿Solución para Egipto? Dímela tú.

Wafah dijo...

En primer lugar, León, ¿tu que sabes si yo sonrio o no sonrio?

Segundo, desconozco si esos dedos eran islamistas o no. Parece ser que tu si lo has comprobado.

Tercero, la solución para egipto es respetar la decisión democrática de los egipcios y esa, nos guste o no, dió la victoria a los hermanos musulmanes.

Anónimo dijo...

a ver Wafah, dejate de mentiras y mongoladas. Sabemos que al pueblo árabe no le gusta la democrácia. Alos hechos me remito.

Reyloco dijo...

Tanta primavera árabe se postergado a un caluroso verano sacudido por golpes de "calor". Al final la película depende del vidente.Cuando cambiaron a los Mubarak,Gadafi por la fuerza diplomática (nótese la ironía) unos saltaban de júbilo y otros eran los que iban gimoteando por las esquinas.
Desde mi particular punto de visión, que mas da que da lo mismo un terremoto o un sismo.

León Riente dijo...

La plaza Tahrir ha sido ocupada en distintos momentos y, al parecer, por colectivos y gentes de distinto signo político. Es evidente que no se puede asegurar que los que violaron analmente con sus dedos grasientos a aquellas periodistas extranjeras bobaliconas que, creyendo que es lo mismo Moscú o Atenas que El Cairo, se metieron allí como si tal cosa, fueran islamismas. Pero cuando ocurrió aquello sí que estaba tomada la plaza por gente afín a Morsi.

Tampoco es que haya habido luego mucho interés en estudiar esas violaciones.

No he dicho que no sonrías, sino que últimamente sonríes muy poco. Son cosas distintas.

Tu tercera frase, "la solución para egipto es respetar la decisión democrática de los egipcios y esa, nos guste o no, dió la victoria a los hermanos musulmanes", es equivalente a la que Rubalcaba, Rajoy y demás ilustres representantes de la casta política parasitaria del régimen grotesco de 1978 le dijeron a los "indignados" españoles que ocupaban la Plaza de Sol en Madrid. La "decisión democrática de los españoles", nos guste o no, ha sido poner en el gobierno a ZP y a Rajoy. ¿Hacían mal los "indignados", especialmente el núcleo de "gente normal" jóvenes frustrados sin empleo o subempleados, no los guarros, en protestar por la situación, fruto parcial, precisamente, de estos gobiernos elegidos por sufragio universal? ¿Tenían que haberse aguantado con lo que salió en las urnas y haberse vuelto a su casa, como decía la millonaria Cospedal?

Tarántula ha sido censurado dijo...

El mismo ejército que ha depuesto a Morsi es el mismo que le puso en el poder.

Wafah, lo tuyo es desinformar y mentir. Eres tan hipócrita como cualquiera de Izquierda Unida, séase Valderas, comprador en subastas, jajaja...

Pido disculpas por haberla insultado. Pero para mí insultar no es utilizar un calificativo que define a la perfección a la persona a la que me dirijo.

herakles dijo...

Mubarak era un títere de EEUU que a su vez es un títere del poder sionista en la cabeza del poder financiero mundial. Entre ambos auspiciaron el anterior gobierno y se veía venir que no iban a permitir que una ideologia no convenitente para sus vecinos judíos se estableciera en el poder. Israel no iba a tener en la retaguardía un pais con tanto peso en la zona como Egipto y que presentara algún tipo de inseguridad para Ios intereses israelíes. Cómo cubrirse las espaldas ?, muy sencillo un golpe militar. El ejército egipcio antes con Mubarak y posteriormente ha estado amparado por dichas fuerzas judeo-yanquis. Asi que ante la llegada al poder del islamismo en Egipto podemos decir que se trataba de la crónica de un golpe anunciado.
A fin de cuentas es una ingerencia del poder financiero judio que manipula a los gobiernos del mundo a través de la presión económico-bancaria, sin ir más lejos también aquí en España.

Wafah dijo...

León no compares situaciones porque no son comparables. En Egipto ha habido un golpe de estado contra un gobierno legitimo y democrático, un golpe que ha dado el ejercito y algunos lideres de partidos y organizaciones religiosas. Comparar eso con las protestas del 15-M en España es no enterarse de nada. Nadie del 15-M ha querido dar un golpe de estado, simplemente hemos salido a la calle a protestar, porque nos ampara la constitución para hacerlo, contra un gobierno que no soluciona los problemas de la gente. Si no entiendes la diferencia entre una situación y otra es que eres menos listo de lo que yo pensaba.

Wafah dijo...

Tarántula, en el mensaje que te he eliminado me llamabas "tonta" y eso que yo sepa es un insulto. Puedes discrepar lo que quieras pero no insultar porque yo a ti no te insultado.
Vuelves a llamarme "hipócrita" y te lo voy a dejar pasar pero no te voy a permitir ni un insulto más. Yo tambien podría emplear un calificativo para definirle a usted y podría decir que no es un insulto ¿entiende?

herakles dijo...

y me pregunto yo... ante el macromamoneo desorbitado de los políticos peleles del poder financiero fastidiando a muchísimos millones de personas en un país qué hay que hacer, callarse ?.

Claro que siempre habrá quien diga que ante esta descomunal estafa la culpa es de la gente por dejarse estafar.

Tarántula sigue siendo censurado dijo...

Veo que no paras de censurarme. Supongo que es porque pienso diferente a ti. Viva la libertad de expresión. Supongo que siendo mora es normal.

Wafah dijo...

Si,amigo, y lo seguiré haciendo si sigues insultando. Creo que confundes libertad de expresion con libertinaje, y te repito que aqui insultos ninguno.

DΛOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DΛOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DΛOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wafah dijo...

Daniel, aquí siempre serás bienvenido.

Muchas gracias por tus comentarios y por participar.

León Riente dijo...

Wafah

si no entiendes el paralelismo existente entre tu frase: "la solución para egipto es respetar la decisión democrática de los egipcios y esa, nos guste o no, dió la victoria a los hermanos musulmanes" y las respuesta de Rubalcaba, Rajoy y la millonaria Cospedal a los "indignados" españoles en el sentido de que en España lo que cuenta (según dicen ellos, luego es otra historia) es el sufragio universal, es que eres exactamente tan lista como pensaba, es decir, siendo generoso, no mucho.

El Lector dijo...

Hola. Hace pocas semanas Mursi había decretado la ruptura de relaciones diplomáticas con el Estado soberano de Siria, y no había condenado como ilegales las actividades de ciudadanos suyos intentando derrocar al legítimo gobierno sirio. Hay más de 500 yihadistas egipcios muertos en aquel suelo. Mursi no ha condenado, que yo sepa, esa actividad ilegal. Ni ha condenado la conspiración internacional para derrocar al jefe del Estado soberano de Siria, muñida sobre todo por Arabia Saudí y Qatar, sólidas democracias donde las haya.

¿Qué Siria no es una democracia? Ni China, y nadie les dice nada. Eso de atreverse con los pequeños y mearse encima ante los grandes no es muy digno que digamos.

Menudo panorama en la zona. En meses se han desestabilizado Turquía, Chipre y Egipto, todos con costa en la mayor bolsa gasista del mundo, el pastel que moverá las movidas de la próxima década en adelante.

En parte tienes razón, Wafah, pero si la sacrosanta mayoría decide un día que beber lejía es nutritivo, no por eso será cierto.

Serk1492 dijo...

Dice León Riente: "En la plaza Tahrir, hace más de un año [...]", añado que lo mismo ocurrió hace unos pocos días. Si no me equivoco también por parte de la misma gente.

No acabo de entender por qué rechazas tanto este golpe militar. La sensación era de un descontento generalizado contra el gobierno de Morsi, ante lo cual el ejército egipcio habría intervenido en favor de las reclamaciones del pueblo.
Pero la acción militar no es solamente por eso, sino PRINCIPALMENTE por el caos que había en Egipto. Ya advirtió a todas las fuerzas políticas que pactaran y calmaran a las muchedumbres. Al no hacerlo, han intervenido.

En cualquier caso, como también han dicho por ahí arriba, la "democracia" de Morsi también llegó por derrocar a otro.

Wafah dijo...

Serk, claro que la democracia llegó por derrocar a otro, en este caso a un dictador llamado Mubarak. Contra los dicatores no hay otro medio de estableecer la democracia que derrocarlo o esperar a que se muera y hacerlo de forma pacífica, como en España con el caso de Franco.

Lo que no es de recibo es dar la misma legitimidad a un gobierno dictatorial y a uno surgido de las urnas. A mi tampoco me gusta Mursi, pero es el presidente que han elegido los egipcios. Tampoco me gusta Rajoy pero es lo que hemos elegido los españoles. Puedes manifestarte y protestar todo lo que quieras porque es un derecho fundamental, pero lo que no se puede hacer es dar un golpe de estado. Todavía hay diferencias.

Serk1492 dijo...

Dudo mucho que la mayoría que votó a Rajoy o a Morsi siga siendo una mayoría (especialmente de un pírrico 51%). En España aún me lo creo, y ni eso me justifica lo que está haciendo Marianito. Esa es una buena pregunta: ¿qué votaron los españoles, a Rajoy o a un programa político en concreto ("no más IVA")? ¿Qué ha de hacerse -según tu opinión- cuando un gobierno elegido incumple sus principales propuestas?

"Lo que no se puede hacer es dar un golpe de estado", sin embargo lo han hecho.

Wafah dijo...

Te lo he dicho, Serk, está el cauce democrático de las protestas y las manifestaciones, que es lo que está haciendo el movimiento 15-M, por poner un ejemplo. cada vez que se elige un gobierno tiene 4 años de confianza para desarrollar su programa político, si lo hace mal pues tendrá a la población en las calles. Pero de ahí a dar un golpe de estado creo que va un trecho muy amplio.

DΛOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wafah dijo...

Daor, de verdad que te envidio. Debe ser muy satisfactorio saber que digas lo que digas, tu comentario va a ser publicado. Otras no tenemos tanta suerte.

DΛOR dijo...

Quita la moderación de comentarios y luego, si te apetece, presume de libertad de expresión en tu blog.

Pedro dijo...

Bueno, el tema egipcio es algo complicado. Son un pueblo que han estado décadas aguantando a tiranos, por lo que están cansados de tragar. La revolución que derrocó a Mubarak, por lo que se ve, no terminó con la caída del régimen, sino que perdura en el pueblo de Egipto. Tahrir es todo un símbolo de dignidad ya.


Las organizaciones de la izquierda egipcia, los colectivos de tipo revolucionario, están contra Morsi y por la revolución que comenzó en Tahrir hace algún tiempo ya. Creo que los Hermanos Musulmanes no han podido satisfacer a una gran parte del pueblo, por lo que al ver que Morsi empezaba a convertirse en otro tirano, han decidido quitarlo de enmedio antes de que se enquiste, como ha ocurrido con la dinastía Assad en Siria o como ocurre con Erdogan en Turquía. Y es que, independientemente de si son "laicos" o islamistas, un tirano es un tirano y son los pueblos los que tienen la última palabra.


La intervención del ejército no es deseable, pero tampoco lo es que se inicie una guerra civil. De ahí lo espinoso del tema. Esperemos que la cosa no llegue a ese punto y que el pueblo tampoco acepte cualquier cosa a cambio de "paz", pues una Junta Militar no es democracia tampoco.



Saludos, Wafah. Enhorabuena por tu blog y por la paciencia que tienes para aguantar a ciertos individuos por aquí.


Wafah dijo...

Muchas gracias, Pedro, por tu comentario y por tus palabras de ánimo.

Bienvenido al blog.

León Riente dijo...

Yo también te envío palabras de ánimo, Wafah, tal y como hace un tal Pedro.

Lo que estás soportando por parte de ciertos comentaristas no es humano, es casi inhumano y tú, casi que aguantas estoicamente, excepto las veces en que te sale el grito.

Me alegro mucho de que Serk también esté al corriente de las desagradables violaciones digitales de periodistas extranjeras bobaliconas en la plaza Tahrir. Eso no es invento de nadie, eso está ahí y es la carta de presentación de tu amigo Morsi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...