viernes, 30 de septiembre de 2011

Plaza de toros de Las Ventas del Espiritu Santo


La Plaza de Toros de Las Ventas es la mayor plaza de toros de España y la tercera con más aforo del mundo tras las de México y Valencia (Venezuela), no obstante es la segunda más grande en cuanto al diámetro de su ruedo tras la plaza de Ronda. Está situada en Madrid, en el barrio de La Guindalera en el distrito de Salamanca, y suele estar considerada por profesionales, aficionados y críticos como la más importante del mundo.

Fue inaugurada el 17 de junio de 1931, con el nombre de plaza de Las Ventas del Espíritu Santo, por ser el nombre de la zona en esa época, aunque permaneció prácticamente cerrada durante tres años, hasta su inauguración definitiva el 21 de octubre de 1934. El proyecto fue obra del arquitecto José Espeliú, que murió y no llegó a verla terminada, concluyendo el proyecto otro destacado arquitecto Manuel Muñoz Monasterio, quien años después fue el arquitecto que diseñó el estadio Santiago Bernabeu. La construcción de la plaza se inició bajo la dictadura del General Primo de Rivera y se finalizó ya en la Segunda República y en este tiempo se vivieron muchas situaciones difíciles, entre otras causas, por el lugar escogido para su ubicación, que necesitó de abundantes desmontes y arreglos. La plaza se diseñó para una capacidad de 20.000 espectadores, aunque finalmente el número de espectadores se estableció en 23.798.
  
Un edificio de estilo mozárabe

Por lo que respecta al estilo del edificio, éste es un tanto singular, tal y como manifestaba el arquitecto que llevó a buen término la obra, Manuel Muñoz Monasterio.

"Hay edificios que por su marco tradicional -señalaba- parecen estar fuera del ambiente de la época actual. Entre ellos figuran las plazas de toros. En ellas se celebra un espectáculo en el que, aunque evoluciona, lo hace tan lentamente y su carácter es tan particular, que el edificio donde se celebre debe acusarle. He aquí el porqué la mayoría al pensar en ello, cae en la afectación de adoptar un estilo de los llamados españoles, bien sean el Renacimiento en su modalidad plateresca, el barroco o mudéjar

La nueva Plaza de Toros -continúa Muñoz Monasterio-, trazada con un sentido constructivo moderno, se contenta en lo decorativo con la adopción de este último, tratado muy caprichosamente y con exceso de recargamiento en su fachada, en la que no hay ni un solo paño liso que ofrezca una nota de contraste. Tan solo en la capilla, lugar más íntimo, me permití una adaptación del estilo colonial mejicano, que por su carácter violento puede entonar con el resto. "


En líneas generales, se describe la Plaza de Toros de Las Ventas, como un edificio con fachada de ladrillo visto, con decoraciones de cerámica variada que representan los escudos de todas las provincias españolas. Existen 18 puertas de acceso al recinto, destacando 4 de ellas: la Puerta de Madrid (popularmente conocida como Puerta Grande), la Puerta de Caballos y la Puerta de Arrastre, que dan acceso a los patios de caballos y de arrastre o desolladero, respectivamente, y la Puerta de los Reyes de España, la Familia Real y las autoridades políticas. Esta puerta es conocida también popularmente como Puerta de "ascensores", en razón de que allí se encontraban los dos ascensores.


El edificio consta de cuatro pisos, con galerías circulares que conducen a las distintas localidades. Estas se clasifican en tendidos (bajos de la fila 1 a la 14 y altos de la 15 a la 27), gradas-palcos y andanadas. Los tendidos son localidades descubiertas y las dos últimas cubiertas. Asimismo, la plaza está dotada de servicios de bar y lavabos convenientemente distribuidos.

El conjunto arquitectónico se completa con dos patios: en el de cuadrillas está la capilla y ya en el túnel que conduce a la plaza hay un recientemente inaugurado cuarto de toreros, donde estos puedan velar los minutos previos a la corrida. En el patio de caballos se ubican también las caballerizas y los servicios para reconocimiento de equinos, petos y puyas. En el piso alto de este patio se encuentra ubicado el Museo Taurino y en otro lugar del patio dos viviendas para los dos conserjes de la plaza.
 
En el patio de arrastre, se dispone del desolladero de reses, y un espacio descubierto para depósitos de las mulillas. Al otro lado, la vivienda del mayoral de la plaza y las oficinas de la empresa que gestiona el coso y de la propietaria del mismo, en este caso, la Comunidad de Madrid. Entre ambos patios de la plaza, se encuentran los cinco corrales donde se reconoce el ganado y donde se procede al sorteo de los mismos la mañana del festejo. Uno de ellos es más espacioso y sirve para el desembarque de las reses, y otros dos, son destinados al reconocimiento y apartado. 


La plaza de toros de Las Ventas es desde hace algunos años un espacio cultural taurino lleno de vigor y actividad. Ello es fruto de la construcción en los bajos del tendido 10 y del tendido 4 de dos salas culturales que han sido bautizadas en honor de los toreros "Antonio Bienvenida" y "Antoñete", respectivamente, que fueron queridos entrañablemente por la afición de Madrid. Ambas salas tienen acceso a las puertas más próximas a los patios de arrastre y caballos, lo que facilita su acceso directo desde el exterior y están ocupadas durante todo el año, incluso invierno, en el montaje de exposiciones de pintura, escultura, grabados, y fotografía, taurinas, y en la celebración de exposiciones conmemorativas de aniversario de toreros, y a la celebración de actos, conferencias, cursos, coloquios, presentaciones de libros, proyecciones de videos, organizados por el propio Centro de Asuntos Taurinos o bien por las muchas asociaciones y peñas taurinas existentes, que lo solicitan. 
Finalmente, la plaza dispone de una enfermería dotada del más avanzado equipamiento para el reconocimiento médico de heridos y para la realización de interveciones quirúrgicas. Y en los altos del tendido 10 y entre el palco de la Presidencia y el de la Comunidad de Madrid se encuentra el Palco Real, al que tienen acceso exclusivamente los miembros de la Familia y Casa Real, aquellas personas que ellos designen y los diestros que actúan en la Corrida de la Beneficencia, organizada durante muchos años por la Diputación de Madrid, la actual Comunidad de Madrid, y que suele celebrarse en la primera semana del mes de junio.

8 comentarios:

Vicente Rubio dijo...

Querida amiga, pareces una guía turística, ya sabemos lo de la plaza de toros de la Ventas, es superfamosa en el mundo de los toros por lo que es: UNA PLAZA DE TOROS, donde se lidian toros bravos.
Y punto.
Cualquier otras cosa o subterfugio que le quieras adobar, carece de importancia.
Cauta y Melilla y la Isla de Perejil, son españolas, diría yo y tu me dirías y qué.
La Malvinas son inglesas, por mas que estén cerca de Argentina y se libro una guerra hace poco. Y qué.
España estuvo sometida en parte por los moros y por lo tanto hay reminiscencias de esa época, porque aquí no somos tan cafres de derribar los monumentos que otra civilizaciones han construidos en sus ocupaciones por medio del terror y la batalla.
Valencia concretamente hay muchos vestigios del tiempo de los invasores moros el famoso Micalet, la parte de media de la torre es árabe y la otra mitad cristiana y muchos pueblos valencianos comienzan sus nombres por Beni....Y qué
Los moros y los árabes aquí no tienen nada que hacer ni que rascar, como los romanos de Roma, o los Francos de Francia.
Es un ejercicio en vano el que estas haciendo so pena que seas una guía de turismo en España.
Un abrazo.
No te lo tomes a mal, pero ¿Que esperas con tus repasos a la arquitectura es mi País y el tuyo antes llamado España? ¿Que quieres insinuar? Dilo claro.

Wafah dijo...

Vamos a ver Vicente. Sigues montandote peliculas y contestando a cosas que yo ni siquiera he dicho o insinuado. Simplemente he hecho una entrada sobre un monumento de estilo mozarabe, como he hecho con otros monumentos árabes (Mezquita de Córdoba, Alhambra de Granada, Alcazaba de Málaga). ¿Se puede saber donde he dicho yo que ese monumento es marroquí? Sigues yendo a tu bola sin ni siquiera leer lo que escribo y repites como un loro tu discursito sin darte cuenta de que yo no he cuestionado nada ni he hecho mención a ninguna reivindicación de nada. Además, no se a que viene tu mención a ceuta y Melilla o la Isla Perejil...en fin tu sabrás.

Por cierto, en mi blog publico lo que me da la gana. Si te molestaras en mirar en la etiqueta de "monumentos" verias que he publicado ya varios articulos sobre diferentes monumentos árabes o de estilo árabe y lo seguiré haciendo asi que si te molesta lo siento mucho. Ni he dicho ni he insinuado nada. El único que insiste en el tema eres tu. Por algo será. Saludos.

Arq. Pfunes dijo...

A mí personalmente me parece más auténtica la Plaza de Toros de Sevilla o la de Ronda por ser la primera respuesta arquitectónica a esta tipología.

Creo que en neomudéjar, en tanto continuador del mudéjar como estilo genuinamente español, acabó casando bien con esta fiesta tan típicamente española. Sin embargo el neomudéjar se consideró una fuente de recursos ornamentales y se obvió el aspecto compositivo, lo que acaba redundando en que la Plaza de las Ventas tenga un aspecto rico en detalles pero pobre en la composición, como demuestra por ejemplo la sucesión de arcos de herradura y polilobulados.

Tal vez los arquitectos debieron haberse inspirado en el rico neoclasicismo madrileño en lugar de intentar darle unos aires tan "exóticos" a la por otra parte Gran Plaza de Toros.

Un saludo.

Vicente Rubio dijo...

Lo hago porque soy malo, mi amiga, solo quería hacerte rabiar, para mi el mejor monumento árabe esta en Málaga y se llama Wafah y lo demás es "bacalao de escocia"
Un saludo muy cordial y feliz fin de semana

Juan Ignacio dijo...

Por lo que yo he leído y me han contado mis abuelos, la plaza de toros de Las Ventas es una copia de la plaza anterior de Madrid, situada en el lugar que hoy ocupa el Palacio de Deportes. Fue el torero Joselito el Gallo quien luchó para que se construyera una igual a la que había, pero mayor. Por fotos que he visto de la anterior plaza, se pueden ver en internet, la actual es parecidísima, pero con la andanada que la anterior no tenía, el ruedo mayor y sus tendidos con algunas filas más. El aforo de la actual ha cambiado, las andanadas tenían bancos de madera, que ardieron en los años 60, y ahora las componen una fila delantera y siete más encima del pasillo. En la actualidad también hay más palcos que un principio. Por tanto el aforo actual sí es el señalado por Wafah, o parecido porque nadie se pone de acuerdo, pero en un principio era superior.

La conozco bien, después de mi casa es el lugar en donde más he estado, y su estilo diría que es neomudéjar, como el de las Escuelas Aguirre, hoy Casa Árabe, entre las calles O'Donell y Alcalá, frente al Retiro.

laindefensiónaprendida dijo...

¡Madre mia! ¡Madre mia! ¡Madre mia! lo llevas claro Wafah...has ido a parar ¡pobre de tí! a buen sitio..., no doy credito a lo que leo, en serio, en una ESPAÑA del siglo XXI que, si algún dia fué y llegó a algo, fué por su apertura al exterior y su capacidad de adaptación...a los que no son como uno mismo. Y eso desde los íberos y los celtas. ´
......................................................................
Soy antitaurina, pero esa es otra historia.

Wafah dijo...

Para laindefensiónaprendida.
En primer lugar, bienvenida a mi blog.
Me alegro que seas antitaurina pero yo no he suscitado ese debate por ningún sitio porque ese no era el motivo de la entrada. Ni siquiera he dicho si me gustan los toros o no. Mi entrada solo se refiere a la plaza de toros como simbolo arquitectonico. Además, no creo que se pueda obviar lo que los toros suponen para la cultura española en general independientemente de que te gusten o no. Un saludo y espero seguir viendote por aqui.

laindefensiónaprendida dijo...

Si, si ya lo había entendido. Se trataba solo de un comentario a modo de anexo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...