miércoles, 3 de agosto de 2011

El señor Ibrahim y las flores del Corán


El señor Ibrahim y las flores del Corán
 

TÍTULO ORIGINAL Monsieur Ibrahim et les fleurs du Coran
 

AÑO 2003
 

DURACIÓN 94 min.
 

PAÍS Francia
 
DIRECTOR François Dupeyron
 

GUIÓN François Dupeyron, Eric-Emmanuel Schmitt (Obra: Eric-Emmanuel Schmitt)
 

FOTOGRAFÍA Remy Chevrin
 

REPARTO Omar Sharif, Pierre Boulanger, Isabelle Adjani, Gilbert Melki, Isabelle Renauld, Lola Naynmark, Anne Suarez, Mata Gavin, Celine Samie, Guillaume Gallienne, Guillane Rannou, Manuel Lelievre, Daniel Znyk, Francoise Armelle, Sylvie Herbert, Claude Merline, Pascal Vincent, Tessa Volkine, Marie-Sophie Ahmadi, Sylvie Debrun, Jeremy Sitbon, Eric Caravaca
 

PRODUCTORA ARP Production / France 3 Cinema / Canal +
 

GÉNERO Drama
 

SINOPSIS Durante los primeros años sesenta en París, como en otras muchas partes de Europa, hubo una explosión de vida. La vieja ola dió paso a la nueva, todo estaba en cambio constante y la ciudad estaba llena de una energía que prometía nuevos movimientos culturales y cambios sociales. A pesar de este escenario, en un barrio obrero, dos improbables personajes -un joven judío y un viejo musulmán- comienzan una amistad. Cuando conocemos a Momo (Pierre Boulanger) vemos que, en realidad, es un niño huérfano, a pesar de que vive con su padre, un hombre sumido en la depresión. Sus únicas amigas son las prostitutas de la calle, que le tratan con mucho cariño. Momo compra su comida en la tienda del barrio, una pequeña y oscura tienda llevada por Ibrahim (Omar Sharif), un callado hombre de exótica imagen que ve y sabe más de lo que parece. Tras ser Momo abandonado por su padre, Ibrahim se convierte en el único adulto en la vida del chico. Junto inician un viaje que cambiará sus vidas para siempre. 



CRÍTICAS
"Contrariamente a lo esperado, no es una película sobre la religión o sobre el acercamiento de los enemigos. Lo que es, en el fondo, es una película sobre el amor." (Michael O'Sullivan: The Washington Post)

"Una hermosa amistad. (...) Una película más que digna, bien realizada e incluso emocionante, una canto a la amistad por encima de las diferencias de origen, una apuesta por otra vida más amable, más tolerante; más humana, en suma." (M. Torreiro: Diario El País)

Enlace:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracuas por la información, Wafah.
Intentaré verla.
Me interesa todo aquello que nos lleve a eso: a "una vida más amable y más tolerante" a disfrutar de una "amistad por encima de las diferencias de origen"

Las manifestaciones exclusivas o excluyentes, no me motivan. Bueno, sí: motivan mi rechazo.

Stop dijo...

No la he visto... pero me imagino mucha homosexualidad latente en esa película. Es que en aquellos años aún no había el "Gran Hermano" y lo hacían todo más sutil. Más que decir a las claras... se adivinaba, se presumía que... Pero que mentes más calenturientas y retorcidas. Siempre pensando mal de la sana y natural relación entre un joven adolescente y un hombre adulto sin pareja conocida. Enfermos. Que sois unos enfermos.

Wafah dijo...

Efectivamente, Stop, no la has visto. Lo de hacer elucubraciones sobre algo que no has visto se te da igual de bien que imaginando conjuras y complots inexistentes. Cuando veas algo de homosexualidad me avisas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...